LA CATASTRÓFICA CAÍDA DE CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL

De 1969 a 1971, Creedence Clearwater Revival fue una de las bandas más famosas de Estados Unidos y su éxito no se limitaba a las fronteras de este país. Sencillos en la cima de los top ten, grandes giras constantes y aclamados álbumes no fueron suficientes para detener la vertiginosa caída que vendría un poco más adelante.

El reino de Creedence fue intenso, pero corto, la culminación de 10 años de tocar juntos.

La banda era liderada por el compositor, cantante y guitarrista John Fogerty, quien los guiaba por los caminos de las raíces del rockabilly y el rythm & blues. Fue el mismo Fogerty quien disolvió a CCR en 1972 y persiguió una carrera solista que en 20 años presentó 3 álbumes y diversas presentaciones en las que se negaba, con contadas excepciones, a tocar canciones de Creedence. Durante estos años, también se vio involucrado en constantes demandas y problemas legales con Fantasy Records y su dueño, Saul Zaentz.

El éxito llegó para Creedence en 1969, cuando su canción Proud Mary se convirtió en hit #2 en las listas, le seguirían otras cuatro canciones con la misma suerte.

La banda pasó ese verano tocando en algunos de los más grandes foros y festivales del país, codeándose con Hendrix, The Byrds, Led Zeppelin y Joe Cocker. Finalmente, llegaron al legendario Woodstock.

El empuje de John Fogerty los llevaba a grabar nuevas canciones constantemente, y Doug Clifford, baterista, recuerda bien las causas: «John estaba convencido de que si no estábamos en las listas, la gente se olvidaría de nosotros».

A pesar de ir éxito tras éxito y mostrar una fuerza al parecer inagotable, las cosas empezaban a ir mal tras bambalinas. Clifford y Stu Cook, bajista, mantienen la versión de que los problemas iniciaron cuando Fogerty quiso ser manager de la banda, aparte de tocar, cantar, escribir y producir. «John era brillante en todo lo musical, pero no tenía ninguna experiencia como manager, mucho menos al nivel en el que estábamos», dice Clifford. «Fue un error crítico, finalmente destruyó a la banda».

Los contratos a los que Creedence se había expuesto eran brutales, como haber firmado su propia esclavitud, y aunque Fantasy Records estaba dispuesta a negociar ante el éxito de Creedence, la ignorancia de Fogerty sobre estos temas y su necedad de manejarlo todo en solitario, fueron mellando a la banda en lo personal y profesinal. Fogerty se sentía absolutamente abrumado, frustrado e impotente, pero tampoco dejaba que sus compañeros de banda lo ayudaran, tomando sus propuestas como una afrenta personal. Finalmente, Fogerty se iría retirando de Creedence como un solitario y resentido animal herido.

A pesar de que Fogerty no estaba muy convencido, Creedence hizo un exitoso tour europeo durante 1970 y los hits siguieron colándose en las listas: Travellin’ BandWho’ll Stop The RainUp Around The BendLookin’ Out My Back Door. Su quinto álbum, Cosmo’s Factory, estuvo 9 semanas en el #1.

Pero las negociaciones con Fantasy se encharcaron y un nuevo problema surgía en la banda, Tom Fogerty, guitarrista y hermano mayor de John, quería cantar en algunos tracks nuevos y estar más envuelto en lo musical. Pero John no le iba a dejar las cosas tan fáciles. Finalmente, después de discusiones y varias amenazas de dejar la banda, Tom cumplió sus palabras y se salió de Creedence en febrero de 1971, justo después de la publicación del álbum Pendulum.

Creedence continuó como un trío, se presentaron otra vez en Europa, Australia y Japón. Cook describe ese año como «bastante miserable». Los rumores dentro de la industria ya hablaban de que la banda estaba mal. El resto del mundo se enteró de la situación con el lanzamiento del álbum Mardi Gras, en mayo de 1972: el disco estaba dividido en tres partes, una de Fogerty, una de Cook y otra de Clifford. Fogerty no quiso cantar, ni siquiera tocar la guitarra en las partes de Cook y Clifford.

El álbum fue recibido con duras críticas, aunque llegó al #12 en las listas. Solo 5 meses después de lanzamiento, Fogerty anunció que Creedence Clearwater Revival llegaba a su fin, y citaba al Mardi Gras como una de las razones.

Clifford y Cook fueron liberados de sus contratos, pero Fogerty no. El siguiente año sacó un álbum bajo el nombre John Fogerty/The Blue Ridge Rangers, pero no había ningunos «blue ridge rangers», John habría cantado y tocado todo. El disco de covers country no era malo, pero no era lo que los fans esperaban. Fogerty declaró que Fantasy no hizo un buen trabajo en la distribución del álbum y demandaba que lo liberaran del contrato que todavía exigía 8 álbumes más, pero no lo hicieron. Fogerty se negó a componer más y Fantasy lo demandó por incumplimiento.

Fogerty se vio obligado a renunciar a los derechos de todas sus anteriores canciones y buscó éxito en otras compañías, pero la suerte no estuvo de su lado. Despues de que su álbum de 1975 fuera negado por la compañía Asylum, que lo consideraba de baja calidad, Fogerty desaparecería por los siguientes 10 años. Mientras, Clifford y Cook encontraban trabajo como productores de diversos talentos de la época como Doug Sahm, Don Harrison y Roky Ericson.

A principios de los 80 hubieron dos reencuentros de Creedence, uno en la boda de Fogerty y otro en una reunión escolar, los miembros la recuerdan como algo incómodo y lleno de amargura.

A mediados de los 80, Fogerty salió del retiro gracias a Warner, publicando su disco solista más sólido, el Centerfield, que llegó al #1 en las listas. Pero el éxito pronto sería acompañado de problemas. Dos de los tracks del álbum hablaban «veladamente» sobre Zaentz, dueño de Fantasy, y lo mostraban como un asqueroso ladrón. Zaenz demandó por difamación y Fogerty luchó por 10 años más para recuperar los 400,000 dólares perdidos en la disputa.

En 2004, Zaentz vendió Fantasy Records a Concord Records. Como gesto de buena voluntad, la nueva dirección cumplió las promesas ofrecidas a los miembros de Creedence cuarenta años antes, ofreciéndoles mayores regalías por las ventas de los discos.

Hoy, y a pesar de su corto reino en las épocas de los 70, recordamos a Creedence como una de las más grandes bandas de la época. Afortunadamente, su lugar en la historia y la memoria, no pudo ser borrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy link
Powered by Social Snap