3 DE JULIO: TRAGEDIA, MITOS Y ROCK

Ya es suficiente casualidad que tantas de nuestras más grandes leyendas del blues, jazz y rock hayan muerto de maneras trágicas y misteriosas a los 27 de edad: Robert Johnson, Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Kurt Cobain y Amy Winehouse encabezan la siniestra lista.

Las historias y los mitos alrededor del “Club de los 27” solo han seguido creciendo a través de los años y van desde la racional creencia de que estas personas murieron por sus excesos, o trágicos accidentes, hasta complicadas teorías de conspiración, incluyendo algunos mitos urbanos que apelan a lo sobrenatural, sociedades secretas, ritos satánicos y hasta extraterrestres.

Pero las casualidades no se quedan solo en la edad. Un día como hoy, 3 de julio, murieron dos de esos extraños y brillantes cometas, a los 27 años, ambos en situaciones que dejaron más preguntas que respuestas. 

EL INESTABLE Y CONFLICTIVO STONE

Brian Jones, miembro fundador de The Rolling Stones, fue hallado muerto en su alberca el 3 de julio de 1969, solo un mes después de que fuera despedido de la banda por su comportamiento “errático y violento”. Se dice que tenía constante fricción con todos los miembros, en especial con Keith Richards… a Jones no le hacía ninguna gracia que hubiera salido con su expareja, Anita Pallenberg. Otra historia cuenta que era Richards quien no soportaba a Brian, después de haberle dado una golpiza a Anita. A pesar de que Jones no contó en esa época con créditos como compositor, su talento como guitarrista rítmico, multiinstrumentista y arreglista es notable en álbumes como “Aftermath”, “Between The Buttons” o “Their Satanic Majesties Request”. Para algunos, los Stones nunca volvieron a sonar de manera tan magnífica después de la pérdida de Jones.

Poco es sabido sobre el estado mental de Jones después de su despido y reemplazo, pero parece que su común gusto por el cognac, pastillas, cocaína y LSD creció durante ese corto lapso. Un viejo amigo de los Stones, Alexis Korner, lo visitó en esos días y comenta que encontró a un hombre tranquilo y con planes para el futuro, que hablaba sobre sus nuevas canciones y lo que haría con ellas junto a su amigo Jimi Hendrix.

La versión oficial nos dice que Jones sufrió ahogamiento en su piscina a causa de un ataque de asma, enfermedad que sufría desde tiempo atrás. El comisario en la escena certificó su muerte, así como restos de alcohol y drogas en su sangre. Un análisis clínico posterior negó que hubieran cantidades peligrosas de estas sustancias en su cuerpo, lo cual despertó teorías conspiratorias, entre ellas que fueron los mismos Stones quienes mandaron matarlo para quedarse con los títulos completos de sus canciones.

Otras teorías dicen que Brian fue asesinado por Tom Keylock, una especie de empleado de los Stones que utilizaban para todo tipo de encargos, mensajes y pendientes. Según estas versiones, Keylock habría cobrado dinero varias veces en nombre de Jones, quemado algunos de sus objetos personales y saqueado la casa del rockero pocos días después de su muerte. Por su parte, Keylock habría declarado que el asesinato fue perpetrado por Frank Thorogood, un albañil que trabajaba en la casa de Jones y quien supuestamente le confesó el delito en 1993, en su lecho de muerte. 

Keylock murió en 2009, y quienes buscan crear aún más intriga, claman de maneras borrosas que fue “exactamente” 40 años después del supuesto asesinato. La realidad es que murió un 2 de julio y no el fatídico 3 de julio. Suficiente proximidad para poner a las mentes más conspiranóicas a volar, de todas maneras.

Hoy se cumplen 50 años de cuando Brian Jones se unió al Club de los 27.

EL BARDO INMORTAL

Una personalidad enorme que no necesita gran presentación. Vocalista de The Doors, poeta, místico, artista de la palabra escrita y hablada, gurú de la contracultura de sus épocas y símbolo eterno de rebelión. 

Se sabía bien que Morrison había desarrollado una fuerte adicción al alcohol en sus últimos años de vida. Murió en París el 3 de julio de 1971, a los 27 años de edad. Se sospecha que su trágica y temprana muerte fue consecuencia de una sobredosis de heroína, pero como no se realizó una autopsia, los misterios y teorías alrededor de su pérdida siguen en el aire. Algunas teorías hablan de suicidio, otras de asesinato, otras incluso aseguran que Morrison sigue vivo, escondido en alguna exótica y perdida isla.

Las dudas ante la versión oficial de la muerte del Rey Lagarto (complicaciones de una neumonía) y ante la teoría de la sobredosis de heroína están apuntaladas sobre una serie de inconsistencias. A pesar de que el rockero usaba y promovía el uso de algunas sustancias como la mariguana, LSD y peyote, no era afecto a la heroína y estaba diagnosticado con una fobia a las agujas. Se dice que alguna vez golpeó al dealer de su novia Pamela, después de encontrarla inyectándose heroína. Algunas historias dicen que Morrison habría confundido la heroína de Pam con cocaína, droga que usaba de vez en vez. Otras versiones dicen que ella misma le diría, por error o con dolo homicida, que la heroína era cocaína. Según la actriz y cantante británica Marianne Faithfull, esta historia tendría parte de verdad y parte de mentira: un aristócrata francés llamado Jean de Breituill, quien suministraba drogas de manera común a varias celebridades, le habría dado heroína a Morrison en vez de cocaína, por accidente.

Evidentemente, también hay varias teorías en las que los Iluminati están detrás del asesinato de Morrison y su posterior encubrimiento. Pero no perdamos muchas letras en esto… o tal vez Veintisiete.Club es parte de la conspiración Iluminati y no quiere llamar tu atención sobre ella…

También se dice que Jim murió de sobredosis en el baño de un bar parisino y que su cuerpo fue trasladado a su casa más tarde, aunque existen testigos que aseguran que este hecho ocurrió otro día: Morrison se habría desplomado en estado de intoxicación en el bar mencionado y lo llevaron inconsciente a su casa, pero no murió ese día.

Nunca se hizo pública ninguna imagen de Jim muerto o en su féretro, hecho que ha avivado más las historias y los mitos, influyendo en algunos de los más extraños, esos que claman que Morrison sigue vivo. 

Según estas historias, Jim estaba harto del estatus de celebridad, de la constante tragedia, excesos y dramatismo que tenía que sobrellevar en su vida diaria. Así, el astro decidió generar toda una historia falsa sobre su propia muerte y huir hacia el exilio y el olvido. ¿A dónde? Las típicas revistas de escándalos, blogs de dudosa procedencia y canales de videos centrados en teorías fantásticas no se ponen de acuerdo y le crean un nuevo destino casi cada año: llevando una vida paradisíaca en las islas Seychelles, siendo un vagabundo alcohólico en Nueva York, un hombre enfermo y moribundo en una casa de ayuda parisina o visto de reojo dentro de alguna nave madre, entre sus hermanos extraterrestres, por algún desafortunado abducido mientras le insertaban sondas anales.

Una declaración de Manzarek, el legendario tecladista de The Doors, ha prendido fuego a todas estas teorías en las que Morrison sigue vivo en algún lugar:

“Si existe un tipo capaz de escenificar su propia muerte –creando un certificado de muerte ridículo y pagando a un doctor francés– , poner un saco de ciento cincuenta libras dentro del ataúd y desaparecer a alguna parte de este planeta –África, quién sabe– ese tipo es Jim Morrison. Él sí sería capaz de llevar todo esto a buen puerto”

Tal vez, tanto revuelo y tantas teorías alrededor de estos íconos y muchos otros, solo nos hablan del dolor y el gran hueco que han dejado en el imaginario colectivo, sus pérdidas son irreparables e insoportables. Buscamos entre las fechas, las edades, los dichos, las referencias, las letras y los números cualquier casualidad o aparente hueco que inicie una gran historia de esperanza, de sospechas, de teorías con las que intentamos procesar un duelo, algo que nos explique por qué hemos perdido a nuestros ídolos, ahí donde no podemos aceptar que no hay un “por qué” tan único y especial, tan glorioso, como lo fueron sus propias vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy link
Powered by Social Snap